¿Educación colombiana en crisis?

2.132

La distancia que separa la educación en Colombia de los países donde hoy hace crisis la modernidad, es inmensa. Colombia habita un tiempo cronológico, pero no cultural, es decir que, nuestra realidad educativa aun hace parte del mestizaje. Aunque pueden ser muchos los factores que estén incidiendo en la problemática del sistema educativo colombiano, me permitiré hablar de los que a mi consideración son los siete más grandes obstáculos a vencer.

1 Obstáculo Docente.

Uno de los problemas más graves del sistema educativo colombiano, sin desconocer los elementos externos que complican aún más esta situación, somos sencillamente los docentes. Se ha naturalizado una inconformidad por la profesión, tal inconformidad se sustenta en que la escuela se ha convertido en un escenario que debe resolver todo tipo de problemas, pero también se sustenta en el factor salarial que está por debajo de otras profesiones (¿Qué docente va a querer cualificarse si para ganarse 4 salarios mínimos debe hacer pregrado, especialización y maestría?). Este problema se agudiza frente a la ausencia de recursos educativos (bibliográficos y tecnológicos), la poca visibilidad gubernamental y el no compromiso de los padres. Todos estos, terminan siendo factores ansioso depresivos.

2 Obstáculo Perfil de Formación Docente.

En la actualidad, parece que ser docente, más allá del arte de orientar procesos pedagógicos, implica saber diligenciar miles de formatos que, en muchos de los casos son para cumplir formalismos. Y peor aún, estar dispuesto a orientar lo que toque. Por eso es normal ver profesionales de un área, orientando algo de lo que no tienen la más mínima idea. Otro aspecto que ayuda a configurar este obstáculo es que, por lo menos en el contexto escolar, los procesos de investigación y publicación no hacen parte de la labor docente sino de los procesos extracurriculares que debe cumplir.

 3 Obstáculo Transposición Didáctica.

Un mal docente, carece de la capacidad de hacer enseñable el conocimiento. Lo que importa aquí, no es qué tanto sepa un docente, importa si sus estudiantes logran aprender. Ser docente implica saber transformar el lenguaje de las ciencias y la representación que se pueda hacer de ella, a través de la didactización o transformación del conocimiento erudito al conocimiento escolar. Es decir, el centro de la educación debe cambiar de la enseñanza al aprendizaje y del estudiante a la disciplina. Con esto último me refiere a promover el compromiso y orden por cumplir los propósitos pedagógicos.

4 Obstáculo Academias.

Aquí cabe preguntarnos ¿Cuántos programas de nuestras universidades están acreditados de alta calidad? El proceso de transformación de la escuela debe empezarse desde la academia. Los profesionales de las universidades serán de alta calidad, si son orientados por Instituciones de Educación Superior de alta calidad y esto se logra cuando los docentes adscritos a los programas universitarios, son altamente cualificados.

5 Obstáculo Contexto de Formación.

Al mundo de la escuela subyacen unos elementos externos que ya no dependen del docente y que, en el marco de la formación, no se deberían desconocer. Detrás de cada alumno hay una historia, una determinada cultura, unos determinados saberes, ideales, valores, bienes, noción de perfectibilidad, noción de vida, un contexto político, social y económico que deben ser tenidos en cuenta en el proceso de formación. ¿Qué sentido tiene hablar de un determinado conocimiento si este no hace parte de la realidad de los estudiantes? Resulta atrevido decirlo, pero hay que expresarlo: uno de los escenarios académicos en los que, el contexto de formación es poco tenido en cuenta, es en la universidad. Poco se sabe de las particularidades de vida de los estudiantes. Pareciera que a la educación superior le interesa más la formación académica que la formación de sujetos más humanos.

6 Obstáculo Inversión en Investigación.

Mientras países como Japón e Israel invierten el 3% y 4% de PIB anual, respectivamente, se ha dicho que Colombia invertirá el 1.5% de su PIB anual, en ciencia, tecnología e innovación, pero solo hasta el 2022 se sabrá si esta promesa fue cumplida. Resulta imposible vislumbrar a mediano o largo plazo una educación diferente a la actual, mientras la investigación siga divorciada del mundo de la escuela.

7 Obstáculo Políticas Educativas.

Los lineamientos educativos desde hace algunos años han marcado una tendencia a instaurar procesos de mercantilización educativa por la vía de la privatización y la implementación de contratación de docentes con criterios clientelistas y haciendo caso omiso de los concursos por méritos. ¿Acaso muchos de los programas educativos del gobierno no favorecen la privatización? ¿Cuántos docentes no han sido nombrado en las universidades mediante dedillo y pagos de grandes sumas de dinero? Y en el peor de los casos, la solución a muchos de los problemas educativos se busca mediante la implementación de programas y no de políticas educativas que toquen la llaga de fondo.

Consideraciones finales

Amanera de conclusión, proporcionar incentivos para que los docentes emprendan procesos de cualificación (tiene poco sentido cursar 5 años de pregrado, 1 de especialización y 3 de maestría e invertir no sé cuánto dinero en un pregrado, 6 u 8 millones de pesos en una especialización y aproximadamente 30 millones de pesos en una maestría, si al final un docente se termina ganando lo que se gana otro profesional con un nivel de formación pregrado), adoptar políticas que estén orientadas a otorgar prioridad a los objetivos de calidad, reconocer dentro de la labor docente los procesos de investigación y extensión a la comunidad, promover la etnografía escolar como escenario importante para repensar las prácticas pedagógicas, académicas y escolares, son parte de la solución.

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.